La garantía de la mano de obra es, en general, de 3 meses, salvo que se indique lo contrario. Esta garantía no incluye daños por desgastes por funcionamiento ni debidos a manipulación por parte de terceros.

En la factura han de figurar estos parámetros. Cualquier pieza susceptible de haber sido manipulada fuera del taller pierde automáticamente la garantía.